AUTÓDROMOS S.A.  

Autódromo
 
Aunque la estructura comercial y física de la publicidad no se sale de los esquemas tradicionales, sí resulta sorprendente haber obtenido apoyo comercial para un proyecto de este género que resulta ser un espectáculo en un sitio totalmente aislado y agreste en sus primeros tiempos. Hoy, en el epicentro de una zona industrial, el autódromo tiene otro cariz, pero cuando nació la historia de su publicidad era un albur.

La estrategia que ha generado todo este desarrollo se ha venido construyendo pacientemente, demostrando todo el valor agregado que tiene la colocación de publicidad en el lugar, al reunir cientos de miles de recortes de prensa, imágenes de noticieros de televisión, comentarios de radio, etc., los cuales permitieron demostrar que desde hace más de cinco años, el automovilismo tiene mayor difusión que todos los otros deportes, disputando en muchas ocasiones el segundo lugar con el ciclismo, ambos siguiendo al fútbol.

La actividad comercial del autódromo comienza a darle confianza a los patrocinadores de los deportistas y, a la vez, genera el soporte para el desarrollo de una importante red de periodismo radial que hoy tiene programas diarios en las principales cadenas y transmite todas las competencias del año.

Luego, la propia Sociedad de Autódromos acometió la tarea de garantizar las transmisiones en directo por televisión de una buena parte de su programa, lo cual hizo mucho más explicable, justificada y rentable la inversión comercial, bien sea en vallas estáticas en el escenario, en los patrocinios institucionales de los torneos y en el apoyo a los deportistas en sus participaciones. De paso, la actividad de Autódromos le dio vida a la programación deportiva del Canal 3 o Señal Colombia, que hoy tiene un buen cubrimiento nacional.

Más recientemente, las principales programaciones son emitidas a través de los Canales Regionales de Televisión, así como por privado de TV Cable Bogotá, en programas de una hora de duración que llegan a los receptores en horarios de certificada audiencia y marcado interés.

El resultado final de todo ello es el enorme interés que el automovilismo despertó entre los aficionados y, principalmente, en la juventud que vivió con voraz dinámica las grandes actuaciones de Juan Pablo Montoya en la Fórmula 1, luego en Nascar y, más recientemente, en la Indy Car..

Para ellos la Sociedad ha montado escenarios y programas donde se pueda canalizar todo esa dinámica que vuela a muchas revoluciones. Para el caso, se trabaja con la Escuela de Pilotos Renault Sandero GT Line, la cual nació hace muchos años en un desayuno de trabajo y donde se han formado muchas generaciones, lo cual ha permitido que haya renovación generacional en las ligas mayores de nuestro deporte. Movimiento que encontró soporte en las carreras de promoción como los piques ¼ de Milla, pero en especial en las pruebas de Autos de Calle donde el crecimiento ha sido asombroso pero, igualmente, reconfortante con la organización. Igualmente, su tecnología se extendió a puntos neurálgicos como el sistema computarizado de cronometraje que se ejecuta mediante transmisores que se instalan en cada uno de los autos en competencia y permiten determinar en forma inmediata el número de vueltas de cada vehículo, las posiciones oficiales, las vueltas más rápidas, etc.

También cuenta con circuito cerrado de televisión con monitores en puntos estratégicos, una torre de información de talla internacional que emite datos para orientación de los aficionados, salas de prensa, enfermería, puntos de comidas rápidas y variadas, entre otras cosas.